jueves, septiembre 21, 2017

¿SABÍAS QUE MUSSOLINI TENÍA UN "BERGHOF" EN LA ISLA DE RODAS?




Bien, amigos, retomo el blog en este mes de septiembre intenso como no recuerdo nunca...

Como ya sabéis, cuando llegué de mi viaje tuve que acabar y entregar el manuscrito de mi próximo libro, que está previsto que salga a la venta en noviembre. Como la editorial aún no ha dado a conocer el título, de momento no voy a adelantar nada. Pero no os preocupéis, ya me pondré pesado con él.

También he estado liado con unos artículos que tenía que entregar para una revista de historia, que irán saliendo próximamente.

De momento, este mes tenéis en los kioskos un número de septiembre de la revista MUY HISTORIA titulado ¿HÉROES O LOCOS? KAMIKAZES Y OTRAS MISIONES SUICIDAS DE LA II GUERRA MUNDIAL.



En sus páginas podréis encontrar una entrevista que me han hecho para hablar de esas operaciones suicidas, así como dos artículos míos, uno de dedicado a la batalla del agua pesada y otro al raid de Alejandría que llevaron a cabo los italianos.




Más cosas. También tenía previsto acudir a la III Memorial March en Albentosa (Teruel), que se celebró este pasado fin de semana. Yo tenía pensado hacer allí mi debut en el mundo de recreación; para ello me había comprado el equipo completo de corresponsal de guerra de Associated Pres y lo tenía todo preparado...

Hasta fui al "Rastro" de aquí de Barcelona -los Encantes- y le compré a un moro por 20 euros una Lubitel 2, una cámara rusa de los años cincuenta, copia de la Voigtländer Brillant de los años treinta.




Pero en el último momento, por causa de fuerza mayor, tuve que anular el viaje, qué se le va a hacer... Mi debut tendrá que esperar para otra ocasión.

Ya miraré a ver cómo lo planteo, pero no estaría mal crear un grupo informal de recreación de corresponsales civiles. Hay ya uno de militares, del Signal Corps, pero de civiles no me consta. De momento estoy tratando de engañar a un par de amigos para que se sumen; si hay alguien al que le hace gracia la idea, que me diga algo.

Y ya he comenzado a escribir mi nuevo libro, para una editorial que hace años que quiere publicar una obra mía. Ahora ha llegado el momento; supongo que se publicará en primavera del año que viene.

Por último, mi amigo profesor y escritor de volúmenes de cine Marco da Costa me ha mandado unas fotos de un interesante sitio que ha visitado en la isla de Rodas. Allí se encuentra el que debía de haber sido el lugar de retiro de Mussolini tras la guerra, su "Berghof".

Rodas pertenecía a Italia desde 1912. Allí, el conde Cesare de Vecchi, gobernador de las islas del Dodecaneso y amigo de Mussolini, hizo construir una lujosa villa, para que el Duce pasara allí su jubilación tras proporcionar a Italia sus previstas glorias imperiales.



Como ya sabéis, las cosas no salieron exactamente como estaban planeadas. Ni siquiera el dictador llegó a poner el pie en la isla. Pero la villa sigue en pie, aunque en unas condiciones penosas. Se ve que el estado griego tiene previsto alquilarla para reducir su deuda.

Aquí tenéis el resto de fotos que me ha remitido Marco da Costa:






Y ahora admirad las extraordinarias vistas que tiene la casa:



La similitud con el Beghof es evidente; mientras que desde la casa alpina de Hitler se podía admirar el Obersalzberg, en esta se puede disfrutar de la visión del Mediterráneo.

Pues bien, si no sabíais que Mussolini tenía previsto retirarse ahí, no os preocupéis porque yo tampoco lo sabía. Lo que más me gusta de la Segunda Guerra Mundial es que siempre se aprende algo nuevo.

2 comentarios:

rafa dijo...

Sorprendente lo de Rodas
Espero tus proximos proyectos
Gracias por compartir!
Saludos
Rafa

Juanjo Galiano dijo...

Muy curioso y realmente interesante, para publicar en tu futuro libro 100 Historias secretas MAS de la Segunda Guerra Mundial....